8 abr. 2011

SANJAYS: EL COMIENZO



Sanjays nació en 2008 entre la calle Gomis de Barcelona y el pueblo de Sant Feliu de Boada, en el Baix Empordà. Sus jóvenes fundadores apostaron por un sonido muy característico, alejado de una reproducción aproximada de algún grupo precedente, y se sumergieron en la creación de temas musicales que tienden hacia un rock indie de garaje con una pizca de pop. En septiembre de 2009, los componentes registraron su primera grabación en los estudios Ground (Girona).

Esta breve biografía sólo narra el inicio de una historia que, personalmente, creo que continuará durante un dilatado periodo de tiempo. El porqué de mi optimismo hacia el futuro de dicho grupo es fácilmente justificable. Primeramente cabe destacar las ganas que caracterizan a la tropa que forma el grupo, las ganas de crear, de dar conciertos y de apostar por algo nuevo. Estas ganas no se desasocian de la calidad musical. Sus seis componentes tocan temas propios que giran alrededor de temas dispares que hablan de vivencias y anécdotas, del amor y sobre todo en las nuevas canciones, hablan también de urbes inexistentes y personajes ficticios, sumergiéndose así en una especie de mundo personal rozador de la psicodelia. 
 
El batería Adrià Vergés y el bajista Natan Arbó (influenciados por grupos como Queens of the Stone Age y The Mars Volta) aportan un sonido más enérgico y rudo al grupo, haciendo que el sonido se aleje relativamente del indie-rock que caracteriza a grupos como Arctic Monkeys, The Kooks y sus camaradas. Los juegos de voz a modo de beach boy por parte del cantante principal (Oscar Martorell) y la voz femenina del grupo (Aurora Ortiz), establecen un equilibrio en relación a la comentada rudeza. Aún así, escuchando a Sanjays no se pueden destacar influencias concretas que determinen su música, más bien el resultado es una mezcla de influencias sumadas a la creación personal de los componentes, que hace que el sonido naciente sea fresco y original y que varíe dependiendo de la canción (pueden llegar a recordar a The Pixies, Sonic Youth, Primal Scream, The Raveonettes…).

El camino más fácil para sumergirse en su mundo es disfrutar de sus directos, acompañados muchas veces por la presencia inesperada de un gorila (su mascota) que salta por el escenario dejándose la vida al ritmo del rock.

LAURA-AMANDA BAHÍ I HORRILLO


No hay comentarios: