4 abr. 2011

THE NEW RAEMON

 
THE NEW RAEMON
La dimensión desconocida–
B-Core
2009

El último álbum de The New Raemon, alter ego de Ramón Rodríguez, sigue la senda de calidad de su aclamado A propósito de Garfunkel, pero en este disco las letras desgraciadas se suavizan dando paso a una alegría contenida, que se manifiesta en temas como “Estupendamente” o “Variables”.
En La dimensión desconocida, el también líder de Madee recupera la canción “Sucedáneos” del EP La invasión de los ultracuerpos, dándole más fuerza y vitalidad a su sonido, un tono que acompaña el resto de las composiciones. Rodríguez da un paso desde el folk que marcó su debut en solitario en B-core, hacia un pop con toques acústicos y con un mensaje más positivo. Pero no nos engañemos, Ramón Rodríguez siempre ha sido un trágico. De hecho, quién sabe si de alguien, bromeando sobre el drama que planeaba sobre su anterior trabajo, pudo salir este magnífico tema que es “Dramón Rodríguez”. Parece que el cantante ha sabido burlarse de sí mismo y de su anterior situación personal marcada por una ruptura sentimental.
La canción que abre el disco, “La siesta”, supone un soplo de aire fresco desde los primeros acordes. En ésta al oyente le puede dar por balancear su cuerpo, cosa que francamente costaba hacer en su debut, de aire más folk e introspectivo.
La voz de Rodríguez se pasea elegante por todo el disco, también en cortes con un aire más triste como “Por tradición” o “El fin del imperio”.
Ricky Falkner repite como productor y mano derecha, dotando al disco de una presencia mayor de las guitarras eléctricas y los arreglos a los teclados.
Rodríguez vuelve a recurrir a aquellas frases hechas que todos utilizamos (estos “hasta luego Lucas”, o “en todas partes cuecen habas”) y, mediante la ironía, aproximarse al respetable.
No sabemos qué senda tomará la vida personal del músico pero esperemos que, vaya como vaya, afecte muy positivamente a su vida artística. De momento nos quedamos con este magnífico trabajo que es La Dimensión desconocida con el cual ha despejado los trágicos nubarrones de su debut para dar paso a un frío sol de invierno.
Ahora nos espera la Cuaresma


MARTÍ FIGUERAS

No hay comentarios: