29 abr. 2011

EH!!36 DE 48: UN DELEITE PARA LOS AMANTES DEL BUEN ROCK



Elías Egido es conocido por haber sido bajista del grupo Standstill desde finales de los 90 hasta el 2005. Ex miembro de E150, ahora retoma su propio camino con un debut instrumental en solitario, sólo para oídos afinados e inquietos. Se trata de un nuevo proyecto musical que busca la expresión por encima de todo y se basa en la experimentación para llegar a ello. Es un disco, como dice el propio Elías, para ser escuchado y que la gente saque sus conclusiones. Diez temas con títulos curiosos, de entre 3 y 4 minutos aproximadamente. Bajos, contrabajos, baterías, guitarras, teclados y el sonido del theremin, la calimba y el serrucho con arco, son la amalgama de sonidos que podemos encontrarnos en esta novedosa manera de componer música.

Eh!, el proyecto musical de Elías, que en este debut lleva por título “36 de 48”, es uno de esos álbumes para ser escuchados varias veces, ya que cada nueva escucha resulta ser un nuevo descubrimiento melódico. Parece sacado de un disco antiguo de bandas sonoras. Es lo que en Bcore Disc denominan “Filmcore”, es decir, música para películas.




Hola Elías, ¿Cómo te encuentras? ¿Estás contento con el resultado que Eh! 36 de 48 empieza a tener entre el público y la crítica?

Bien física y emocionalmente, estable. Me resulta sorprendente que lo que ha sido un proyecto íntimo y personal, no sólo haya visto la luz sino que la critica y el público lo haya aceptado tan bien.

¿Cómo y dónde surge la idea de hacer este disco?

Tras mudarme de mi Badalona natal a Madrid necesité de un par de años para descomprimir en lo musical, pero la cabra siempre tira al monte y tras la compra de un portátil y el increíble regalo en forma de contrabajo, prácticamente me vi “forzado” a retomar mi trabajo como bajista, recuperar sensaciones y crear 10 temas donde las personas que consideré oportunas en su momento pudieran moverse en libertad creativa con su instrumento.

Tocas los bajos y contrabajos, te has hecho cargo de la programación, composición, grabación, mezcla y masterización del disco, ¿no te has vuelto un poco loco con tanto trabajo?

El proceso fue el siguiente, me encargué de buscar buenas muestras y samples con las que hice todas las bases del disco, una vez completado ese trabajo preparé las diferentes líneas de bajo y contrabajo para que el resto de músicos tuvieran donde agarrarse. Una vez completé esta fase y se grabó, el resto de músicos fueron añadiendo sus pistas grabadas en improvisados estudios caseros, con la sorpresa de no saber que iba a tocar cada uno, ya que las únicas pautas fueron de intensidades y de donde respetar silencios, etc. La mezcla fue entre Raul Pérez y yo, entre llamadas y mails cruzados. Debo destacar también el increíble trabajo de Karlos Osinaga en el mastering, a la hora de homogeneizar los sonidos de las diferentes canciones. En definitiva un disco egoísta y coral, egoísta por la cantidad de horas que ha dedicado cada persona implicada en 36 de 48 y coral por el conjunto final del disco donde el trabajo de uno complementa al siguiente.

¿Qué influencias musicales y referentes score podemos encontrarnos en éste 
trabajo?

Uf! Por donde empezar… Aloha (del sello Polivinyl records) son una banda que me ha influenciado mucho, al igual que el universo de John Zorn, NomeansNo, Danny Elfman y Don Ellis, que han resultado una gran inspiración, pero artistas como Francis Bacon, Frida Khalo y escritores como Charles Bukowski también lo son en definitiva.

¿Qué has querido expresar en este álbum?

Lo interesante de la música instrumental es lo fácil que resulta para el oyente hacerse una imagen mental de lo que está sonando, por lo que para cada individuo la experiencia va a depender de sus vivencias y sentimientos que haya tenido a lo largo de su vida. Esto, me libera para seguir desarrollando mi visión sobre la manera de aproximarse al bajo/contrabajo. De todos modos, con cada tema del disco hay una frase asociada (cada una de ellas narradas en la canción 8) que pueden ayudar a entender que se encuentra detrás de 36 de 48 o a despistar aun más…jejejejeje

¿Te gustaría que tus canciones fueran utilizadas por la industria cinematográfica?

Si, sería una posibilidad interesante, se ha utilizado como sincro para promocionar alguna serie de televisión y el resultado ha sido muy bueno. Ver como funcionan las imágenes con la música es un reto y espero algún día trabajar mano a mano con algún director de cine ya que sería muy estimulante para mi y un reto conseguirlo.



Nos presentas diez canciones bien distintas pero que se entrelazan entre sí con un nexo en común, ¿Qué diez películas elegirías para cada canción? ¿Cuál sería la adecuada para cada tema? (puedes nombrar películas o géneros cinematográficos)

Esqueleto en el Armario: Dexter (lo siento es una serie! Pero le vendría como anillo al dedo jejejejeje)
Cerca del Mar: Fargo.
Una difícil relación con el Mundo: 24 hours party people.
Despierta Gata: Mi vida sin mi.
La cortina de mi propio ego: Pulp Fiction.
Valores por retales: The Godfather.
Lujo Descalzo: Apocalypse now.
Un cantante afónico, un pianista de cocktail y un batería: Delicatessen.
Huella del otro: Inseparables.
Azul: Olvídate de mí.

Además de una película, dinos un adjetivo que te guste para cada canción.
  1. Secretos, 2. Infancia, 3. Egos, 4. Amor, 5. Admiración, 6. Asertividad,
7. Cuadrar, 8. Ajustes, 9. Maldad y 10. Bondad.

¿Cómo ha sido tu evolución como músico después de tantos años de carrera profesional y de pasar por diferentes grupos?

La primera vez que me colgué un bajo supe que era mi instrumento. Tuve la suerte de poder improvisar con gente que sabía muy bien lo que hacían y ya me quedó claro cual es la función y las posibilidades del instrumento, la suerte es que de manera innata nunca he tenido problemas con seguir el tempo. Tras tocar en diversas bandas de “local” con las que apenas se dieron un par de conciertos y ninguna grabación, entré en la banda barcelonesa de la escena Hardcore Punk E150 con la que viví mis primeras experiencias de lo que en definitiva tiene que hacer, grabar y girar, además de una serie de valores que aun conservo. El colofón fue la primera gira de verdad que nos llevó a Estados Unidos y Canadá por 3 semanas durante el agosto de 1999 y en la cual me compré mi compañero de viaje mi Gibson “The Ripper” y en septiembre de ese mismo año entré a formar parte de la banda que me ha formado como bajista y persona por la cantidad de experiencias vitales a su lado, Standstill. Para finalizar nombrar a los 3 bajistas que a mi particularmente mas me han influenciado en su estilo, Joe Rally (Fugazi), Rob Wright (NomeansNo) y Grez Cohen (Masada).

¿Has conseguido poner orden a tus ideas musicales? ¿Ya tienes claro por dónde quieres que vayan tus próximos trabajos o esto es una experimentación más, entre las muchas que vendrán?

De hecho estamos trabajando en los nuevos temas de eh! y para el que voy a poder contar con toda la banda de directo por lo que este será un disco mas de grupo, mas complejo y con todos los aspectos a destacar de 36 de 48 se están potenciando tanto en los niveles de intensidad como de banda sonora.

¿De qué manera experimentas con la música? Cuéntanos cómo es el proceso de elaboración desde que se te ocurre una melodía hasta que consigues plasmarla físicamente.

La primera premisa es escuchar mucha música y muy variada para sacar los loops mas extraños y poderlos combinar, modificar, alterar, cortar y pegar hasta que pierdan el referente y se transformen en algo nuevo, una vez he realizado intros, cambios, etc trabajo la linea melódica, aunque para estas canciones nuevas no he querido sacar ninguna linea para poder trabajar los temas directamente con los músicos que tengo cerca para que el conjunto final sea mas compacto.

¿Crees que se nace con talento o se puede llegar a adquirir con el tiempo?

Que difícil pregunta, por un lado pienso que hay gente con una tendencia a la creatividad y la expresión, pero al fina las experiencias que tienes (sobretodo a lo largo de tu infancia) te marcan hacia una serie de inquietudes o otras a la hora de querer expresa conceptos.


A mi tu música sigue recordándome a psicodelia y sonidos setenteros, podría juntarla con la música de Janis Joplis, the Doors o Led Zeppelin y quedaría genial en un Woodstock, ¿no crees?

Jajajaja, es muy interesante como cada persona que se enfrenta al disco me comenta a qué le recuerda, y me han dicho de todo, desde Portishead a música contemporánea en la onda de Steve Reich. En cuanto a la época que me comentas definitivamente me quedo con The Doors y Love más que con Janis Joplin y Led Zeppelín. Hace poco tuve la oportunidad de ver la versión extendida del concierto de Woodstock y me parecieron increíbles Sly & The Family Stone (con el increíble Larry Graham al bajo) y la actuación de Santana que presentando su primer disco se hace altamente recomendable para ver de donde a salido el sonido de los increíbles The Mars Volta.


Háblanos de los colaboradores que te han ayudado en esta sorprendente y novedosa propuesta: Raúl Pérez de “The BalticSea” y Karlos Osinaga de Lisabö.

Los dos han sido piezas clave en el sonido final de disco. Raul Pérez en los estudios “La Mina” en Sevilla se implicó ya en los primeros bocetos del proyecto y se ofreció a grabar el disco, esto acompañado por la compra que realizó de una mesa de los años 60 me hizo decantarme por él a la hora de pensar quien grababa el disco y con Karlos Osinaga todo fue facilísimo apenas le di un par de anotaciones a la hora de que quería en el mastering del disco, recomiendo a las dos personas para cualquier banda que desee grabar un disco en condiciones de calidad y profesionalidad acudan a cualquiera de los dos ya que ofrecen la implicación al 100% en su trabajo.

¿Y en lo referente a instrumentación? (háblanos de tus músicos)

El punto de partida a la hora de escoger los músicos que quería a mi lado fue sencilla gente con la que haya grabado, tocado o compartido experiencias vitales, gente que sepa lo que me va a ofrecer y confíe ciegamente en su trabajo. En la actualidad la formación de eh! soy yo, Daniel Arrizabalaga a la batería, Txus Villalabeitia y Rubén Martinez guitarras, Ramon Marc Bataller al saxo, Naiel Ibarrola teclados y Manu Moreno a la viola, además disfruto de colaboraciones puntuales de Ferran Puig (trombón de varas), Pep Arimont (trompeta), los dos junto a Ramon Marc conforman los vientos del panorama, y Marc Clos (vibráfono).

¿Dónde encuentras la inspiración para componer?

La inspiración surge del trabajo diario, evidentemente nada sale porque si y cada día hay que tocar tu instrumento y trabajar en los samples y sus modificaciones, pero cualquier cosa que me agite por dentro es una inspiración y un aliciente para seguir en algo que para mi es casi como la mejor de las terapias.

¿Por qué es tan importante que haya una buena base de bajo y batería?

Para mi concepción de la música es fundamental que bajo y batería vayan de la mano, creo que si cada golpe de batería le acompaña uno de bajo se consiguen dos cosas, la primera (y para mi una regla básica) es ofrecerle a posibilidad a un batería de ponerle notas a esos golpes y la segunda, y casi mas importante para mi entender, es que permite al resto de músicos liberarse y poder trabajar desde la perspectiva mas libre, por ello la base rítmica tiene que caminar y tener la suficiente personalidad como para defenderse por si misma.

¿Qué papel juega el contrabajo en este tipo de música y en tu álbum, en particular?

Es un instrumento muy agradecido con el que menos es más, tres notas son suficientes para que el tema coja el ambiente buscado y hacer entender la canción. Estoy ahora trabajando con arco y aunque se que me va a costar tiempo sacarle el sonido, en ello estoy…

¿Podríamos decir que hay una libertad absoluta de creación y composición por parte de cada uno de los músicos, como en el jazz? Me imagino que lo haréis sobre una base determinada y lo pondréis en común entre vosotros.

No lo podías definir mejor, efectivamente el trabajo mas “duro” al que se tienen que enfrentar los músicos de eh! es entender e interiorizar mi lenguaje musical, es decir, todo tiene un sentido y lo que para mi es súper evidente para otra persona puede ser un jeroglífico. De todos modos nunca le digo a nadie que tocar, marco unas pautas de que silencios hay que respetar, que partes hay que subir o bajar de intensidad y la intención de cada cambio. Con esas pautas trabajan sobre las bases y si hay algo que no me termina de convencer miramos de llegar a un punto medio, pero siempre pensando en el beneficio del tema y nunca en el personal.

¿Has encontrado ya tu lenguaje musical?

Un lenguaje musical es un concepto un tanto peligroso ya que puede estancarte y entender la música como un negocio, es decir, yo planto naranjas y vendo naranjas y si te gusta bien, pero me gusta más el reconocimiento inmediato, me explico, toques lo que toques que se note que eres tu mismo. Cuando alguien viene tras escuchar el disco o vernos en directo y me ha comentado “es que eres tú, son tus líneas de bajo!!” y ese es uno de los aspectos mas agradecidos que te pueden pasar.



¿Cuál es la banda sonora de tu vida?

No sería la banda sonora que definiría mi vida pero si guardo uno de los primeros recuerdos musicales de mi infancia que siendo muy pequeño encontrara una cinta de casete con la B.S.O. de la película “La muerte tenía un precio”, recuerdo el miedo que me daban algunas partes y lo que corría mi imaginación al escuchar los golpes de campana, látigos y pianolas 
de saloon…

¿Y tu película favorita?

Me encanta la trilogía de “El Padrino”, toda una lección de vida y todo el trabajo de Michelle Gondry, Jean Pierre Jeunet y Terry William.

¿El último disco que has comprado?

En vinilo “Real Gone” de Tom Waits.

¿Te has pirateado alguna vez un disco o una película?

Si…un montón!!

¿Qué prefieres: concierto acústico e intimista o directo salvaje?

Directo salvaje siempre!!!

¿Para cuál de estas dos opciones estaría hecho tu disco? 
 
Aunque la calidez del sonido de 36 de 48 puede llevar a engaño los directos de eh! son siempre intensos, hay que dejarse la piel en el escenario y no entiendo un concierto sin vivir una por una cada nota que salen de las 4 cuerdas que toco.

¿Qué se entiende por Filmcore? ¿Consideras que formas parte de este grupo? 
 
La “etiqueta” filmcore surgió de risas cuando aun tocaba en Standstill y ya empezaba a realizar mis primeros intentos por crear algo al margen de la banda, tiempo después cuando intentaba explicar que tipo de música hago me acordé de ese momento y todo el mundo pareció en coincidir en que la definición filmcore era muy apropiada ya que confluyen la intensidad y la pasión de la escena hardcore con las ambientaciones mas típicas de las B.S.O., pero vamos todo surgió de una pequeña broma interna y en ningún momento creo haber inventado nada nuevo, por lo que creo que no hay una escena como tal, de todos modos me siento mas cercano a Nueva Vulcano que a la Cinematic orquestra…

¿Hasta dónde piensas llegar con este disco? ¿Va a haber una gira o conciertos de manera asidua o habrá que buscaros para dar con vosotros?

Gira como tal no, el concepto de eh! no es el tocar por tocar, solamente vamos a hacer los bolos que nos apetezcan o cosas especiales que nos hagan ilusión de realizar. Eh! es una banda que necesita de buen sonido y condiciones óptimas y la época de toco donde, como y cuando sea para mi es pasado, por lo que quien quiera ver a eh! tendrá pocas oportunidades al año de hacerlo. Este es un proyecto a que se le está dando mucho mimo y cariño.

¿Cómo os lo montareis en un directo, viviendo cada uno en un sitio distinto? 
 
Este es el segundo motivo por el que me gusta que esté todo bien cuidado ya que hay dos personas de Vitoria, tres de Madrid y el resto en la provincia de Barcelona, pero otra cuestión son los ensayos para preparar los conciertos son en Vitoria, un punto intermedio para todos. De todos modos al tener todo el mundo las canciones por pistas cada uno puede ensayar en su casa o locales de ensayo respectivos quitando su instrumento y ensayando encima.

Te traslado la pregunta de nuestro último grupo entrevistado “Histeria Innokua”. Es un juego que hacemos con los grupos, así que nos gustaría que nos dejaras escrita una pregunta tuya para el siguiente grupo o cantante que entrevistemos. ¿Qué serias capaz de hacer por dinero y fama? 
 
Nada, cualquier grupo que se forme buscando cualquiera de estas dos cosas es que tiene el concepto de las cosas un tanto desequilibrado ya que para conseguir ese objetivo igual va a tener que hacer cosas que ni en el peor de los trabajos te podrías imaginar y de todos modos si ese es tu objetivo lo que tienes que hacer es rodearte de la gente adecuada, en el momento y sitio adecuado y ni así tienes todos los números para conseguirlo, así que en mi humilde opinión uno debe tocar por el placer de hacerlo y si las cosas te van bien disfrutarlo al segundo y vivir la experiencia. Y mi pregunta es: ¿Por qué os llamáis…? Jajajaja, no, es broma!!! La pregunta es, ¿qué es más importante en una canción la forma o el contenido?
Muchas, muchas gracias por esta extensa e interesante entrevista, ha sido un placer contestarla. Espero poder avisaros en breve de un día, hora y sala en Barcelona para que todas estas palabras se conviertan en hechos…de nuevo gracias y os deseo lo mejor de las suertes en vuestro camino a través de la red.

Muchísimas gracias por todo Elías, toda nuestra suerte en tu nuevo proyecto y deseamos que la gente que sabe de música sepa apreciar esa amalgama de sonidos que salen de vuestros seres y nos envuelven con ellos durante diez temas realmente genuinos. Eh! 36 de 48 promete mucho, eso os lo aseguro.

AINTZANE CASTILLO

No hay comentarios: