6 abr. 2011

THE 69 EYES


 
Back In Blood
Nuclear Blast

The 69 Eyes vuelven dos años después de su último trabajo y lo hacen con Back in blood, el noveno álbum de su carrera. Un disco compuesto por doce temas en los que los escandinavos siguen desgranando sus historias de vampiros y en el que destaca una mayor tendencia hacia el rock’n’roll que hacia el gothic rock que caracterizaba sus anteriores obras.

Son prácticamente dos décadas las que contemplan la carrera musical de este quinteto finlandés y como si de una vuelta a los orígenes se tratase su último disco ha querido retornar al rock’n’roll que caracterizó sus primeros trabajos antes de decantarse hacia ese goth & rock que les ha otorgado tantos réditos. Para conseguirlo, la banda ha prescindido de su productor habitual, Johnny Lee Michaels, confiándole el trabajo al norteamericano Matt Hyde (productor de Slayer) para que le diera esa “agresividad americana” que la banda buscaba. Y después de escuchar el disco uno concluye que el resultado ha sido satisfactorio convirtiendo a este Back in Blood en el disco más rockero de la carrera de los fineses. Canciones como la que da título al disco, “The good the bad & the undead” o “Some kind of magick” sirven para hacerse una idea de la energía y la vitalidad que desprende este trabajo recordando a bandas como Motley Crue.
Aún así, el quinteto no pierde de vista los rasgos que les han hecho reconocibles. Canciones de un perfil más accesible con estribillos pegadizos como “Dead’n’Gone” o “Kiss me undead”; baladas como “Eternal”; canciones más oscuras y cercanas a sus últimos trabajos como “Lips of blood”, “Night watch” o “Hunger”, homenaje a una película de vampiros de los 80, protagonizada por una de sus mayores influencias: David Bowie.
En definitiva un disco en el que la banda consigue un equilibrio entre la potencia y la melodía siempre con las historias vampíricas como hilo conductor y en el que la influencia del rock clásico gana peso en comparación a sus últimos trabajos más decantados hacia el rock gótico.

IVÁN SOBRINO

No hay comentarios: