5 may. 2011

BIS A BIS CON AL VILA



El gallego Al Vila lleva ya quince años luchando cada día en los escenarios. Ser músico a estas alturas de la vida es tarea difícil y costosa. Parece que la música haya dado un giro inesperado. El cantautor se ha reconvertido en un trovador de la Edad Media, mendigando para llevarse un cacho de pan a la boca. Ahora no se mendiga pan pero mendigamos música. Pagar por tocar se ha convertido en el día a día de muchos. Al Vila es de esos pocos privilegiados que llenan un pub y cobran por ello. Así de claro. Acaba de publicar su segundo trabajo en solitario "Siguiéndonos", que puedes comprar aquí mismo y se encuentra concentrado en una gira que le está llevando por todo el estado español.

Llevas en la música desde el año 96, aunque a lo largo de tu trayectoria tu vida ha ido sin duda cambiando mucho, desde tu primer grupo SOLO112, hasta que te lanzas en solitario en el 2008. 

Cuéntanos que es lo más representativo de estos años en el terreno profesional, entre un periodo y otro, qué es lo que más te ha hecho crecer y evolucionar como músico.


Bueno, mi primer grupo se llamaba Propiedad Privada…con Solo112 grabé mi primer disco y fue el salto al terreno profesional.

Al principio  es lo típico, se hace porque te gusta, es un hobbie, cuando te das cuenta de que es tu trabajo es algo increíble, haces lo que te gusta y lo has convertido en tu forma de vida, es una sensación increíble

Te hace crecer... el tiempo, aprender de cada músico que comparte escenario contigo y lo que más…los sinsabores y las derrotas.

En tu vuelta a los escenarios en el 2008, ya con nueva formación, ¿qué recuerdas con mayor ilusión y qué con mayor miedo, en lo que va a suponer esta etapa?

La ilusión es siempre la misma, la del primer día, controlas los nervios, el saber estar encima de un escenario, coges tablas, pero la ilusión es la misma, y el miedo es el mismo…el intentar siempre estar a la altura de tu público, que al final es el que manda

¿qué cosas han cambiado en ti a la hora de afrontar nuevas decisiones profesionales?

Bueno, por suerte ahora se puede escoger…antes aceptabas todo…era la única manera de hacerse un hueco, ahora valoras además del caché otras cosas, como el trato, la profesionalidad o las ganas de hacer cosas y dar pasos.

Cuéntanos cómo está siendo este recorrido de Al Vila en la larga lista de actuaciones que estás llevando desde el pasado año. ¿Cambia mucho el público entre una ciudad y otra? ¿Qué actuación destacarías y por qué?

Si, varía bastante el público de un sitio a otro…incluso de un local a otro dentro de la misma ciudad, es muy importante la educación que le da la propia sala a su público, el respeto al artista y todo lo que conlleva. Quizás en el norte el público sea más fiestero y en el sur prestan más atención, aunque parezca por los tópicos que es lo contrario la realidad es bien distinta…y al principio, sorprende

Durante toda la primavera del 2009 trabajaste con Dopamina Pop e hiciste una gira conjunta con Kico Gómez  ¿Cómo surge esta relación y la idea de hacer una gira conjunta? ¿Cómo ha sido la experiencia y en qué has mejorado a partir de ella?

El apoyo entre cantautores está al orden del día, surgió la posibilidad de hacer un  par de conciertos juntos, primero en Andalucia (Kico es de Cádiz) y luego en Galicia, nos lo pasamos tan bien que decidimos  hacerlo durante 3 meses por toda España, fue una locura pero si hubiera que repetirlo, cambiaría cosas pero lo repetiría. Aprendí muchísimo en esos 3 meses, conocí a muchísima gente y fue el primer contacto con público de toda España, a partir de ahí mi carrera cambió.

A lo largo de tu carrera Miguel Castro ha estado a tu lado de forma, podríamos decir incondicional en lo que a composición se refiere. ¿Cómo os compenetráis a la hora de realizar las canciones? ¿Qué es lo mejor de trabajar con alguien tan cercano y que conoce tus directrices como cantante?

Miguel y yo nos conocemos desde hace muchos años y de forma intermitente ha estado siempre de una manera u otra. Era el guitarrista de Solo112 y cuando la banda se deshizo a los pocos meses ya estaba nuevamente en mi proyecto. Él lo que hace es producir las canciones, es un trabajo que hacemos entre los dos, yo compongo y luego pasamos a producir todo y saber como queremos el producto final de la canción, esto se hizo en “Siguiéndonos” y el resultado fue positivo

¿Qué destacarías de  tu segundo trabajo con respecto del primero? ¿Cuál ha sido tu mayor inspiración a la hora de cantar y qué  pretendes transmitir con el?

El primer trabajo, “Empezandonos”, era un trabajo heredado de Solo112, todas las canciones se tocaban ya en aquella banda, pero claro, el autor siempre fui yo Ese disco fue producido por Lolo Beceiro, que es un batería que estuvo en bandas como Los Limones o Burning y le dio un toque para mi demasiado ochentero. Es normal, es la música de la que el está influenciado, pero se perdió un poco la esencia de lo que es Al Vila y que se ha recuperado con “Siguiéndonos”, una música mucho más fresca, original e íntima.

¿Qué se va a encontrar tu público en estos nuevos cortes en lo que a composición musical se refiere?

Mensaje...le hemos dado total protagonismo a la voz y las letras de las canciones, que es lo que un cantautor busca, llegar al cerebro del oyente sin peajes

Cuál es tu  mensaje para el público que te ha seguido a lo largo de estos años. ¿Y para el que todavía no te conoce o te acaba de conocer?

Decir que sin gente detrás no hay nada delante, no puedo ofrecer nada si no hay quien lo coja. La verdad es que cada día se une más gente a todo lo que conlleva Al Vila y llegamos desde nuestra ventana a más y más gente…quien quiera venirse que se venga, será bien recibido, seguro que nos divertimos.

No hay comentarios: