29 abr. 2011

Kannon, la vuelta del ruido del kañón


Kannon retorna a la escena musical tres años después de su separación y lo hace con Más que antes, un recopilatorio con los temas más votados por sus fans y dos canciones inéditas. El disco viene acompañado de una gira que llevará al quinteto vigués a recorrer la geografía española.

Entre finales del siglo pasado y principios de éste se gestó en el panorama musical un nuevo género que hizo las delicias de la juventud de medio mundo: el nu metal. Abanderado por grupos como Korn, Deftones o Linkin Park, esta música servía a los jóvenes como forma de expresión para descargar la rabia y la agresividad tan propias de su edad. En España fueron muchos los grupos que buscaron aprovechar esta corriente para hacerse un hueco en el mundo de la música, pero muy pocos lo consiguieron. Kannon fue uno de ellos convirtiéndose en uno de los grupos nacionales alternativos de referencia en el panorama musical español de la primera década del siglo XXI.

Varios son los factores que ayudan a explicar por qué este quinteto vigués formado en 1997 por Vicente Folgar (alias Cody MC) a las voces, Uka al bajo, David Álvarez y Juan López (el cual será sustituido por Anxo después de su segundo disco) a las guitarras y Ouzo a la batería, consiguió llegar donde otras muchas bandas anhelaban. Por una parte entendieron que el camino no era hacer algo idéntico a lo que venía de Norteamérica sino utilizar ese género dándole su propio estilo. Las influencias de Kannon no sólo bebían del nu metal sino también del rap metal, de grupos también en eclosión como Rage Against the Machine y Limp Bizkit. Ya el propio nombre de Kannon dejaba a las claras las intenciones del grupo, buscando el canon, el equilibrio perfecto, en la fusión entre metal y rap, algo que por aquellas resultaba innovador en la música de nuestro país. 



La segunda razón hay que encontrarla en la figura de Pablo Iglesias. Considerado por muchos como uno de los mejores productores musicales españoles, supo ver que el grupo valía. Grabó con ellos una maqueta a partir de la cual Kannon pudo colocar dos de sus canciones en el recopilatorio de rock gallego Intoxicación. Uno de esos temas fue “Ruido”, convertida ya desde sus inicios en la canción estandarte de la banda y, en parte, de su generación, al criticar a toda aquella gente que usa el término peyorativo de ruido para toda aquella música que no entra dentro de los cánones de lo comercial. Tal fue su éxito que en 1999 Radio 3 la eligió como la mejor canción rock en castellano del año. Sin duda, “Ruido” en sí misma es otra de las causas para entender por qué Kannon consiguió sus objetivos. Este contexto tan positivo fue aprovechado por la banda y de la mano de Pablo Iglesias sacaron en el 2000 su primer disco, Denuevonunca. Desde ese momento el productor se convirtió en el sexto miembro de la banda siendo el artífice de los cuatro discos que sacarían a lo largo de su trayectoria. Las palabras de Cody acerca de la influencia de Pablo en la banda dejan clara su importancia “Nosotros con Pablo a muerte. Él ha sido quien nos ha enseñado a trabajar, a sonar... si no fuera por él no hubiéramos conseguido todo lo que conseguimos. Tal vez ni hubiéramos existido”. Pero un productor no puede hacer bien su trabajo si no tiene una buena materia prima que modelar.


Los vigueses ya habían mostrado con “Ruido” su capacidad para hacer canciones que llegaran, pero Denuevonunca era el paso definitivo, ese primer disco con el que lanzas tu carrera o te embarras. Y Kannon supo entender a la perfección lo que debía ofrecer. Con un estilo áspero y potente, con la tensión eléctrica que sale de sus dos guitarristas y acompañados de una contundente sección rítmica la banda ofrecía esa agresividad de aquel que lo da todo, del que no tiene nada que perder, que se combinaba con las letras incendiarias que salían rapeadas de la voz de Cody y su personal estilo y actitud a la hora de cantar. Además de “Ruido”, canciones como “Mi misión” en la que se observa la influencia de Limp Bizkit, “American Dream” criticando la censura americana o “We don’t stop”, una de sus canciones más cañeras, convierten a Kannon en una de las bandas más reconocibles del panorama español. Incluso en algunas de estas canciones se permiten el lujo de compararse a un cañón (aprovechando la similitud fonética con el nombre de la banda) y la potencia que de éste se desprende. Con el disco, el quinteto vigués tendrá la oportunidad de hacer aquello que siempre había deseado: tocar en directo y demostrar de qué pasta están hechos. Ése es el último motivo para explicar por qué Kannon consiguió ser una referencia. Y es que el grupo pronto sorprendería con un directo potente, fresco, desinhibido y sobre todo muy comunicativo en donde el público se convierte casi en un componente más de la banda. Tal y como dice Cody “el objetivo es que la gente participe y termine con la camiseta mojada”. Durante la gira de presentación del disco, la banda tiene la oportunidad de tocar en el Festimad, convirtiéndose en una de las gratas sorpresas del festival.


En el 2002 la banda publica su segundo larga duración Imagina un disco en el que el rap le gana terreno al metal y en el que destacan canciones como “Imagina”, en el que la banda sueña despierta con lo que podría conseguir a través de la música, “Arde” que será utilizada para la campaña publicitaria de una conocida marca de refrescos o “Si no hay dios” una de sus mejores letras. Con este disco Kannon se colará por primera vez entre los 50 discos más vendidos en el país llegando al puesto 31 de la lista AFYVE. Además, en el verano de 2003 tocarán en tres de los mejores festivales españoles (Festimad, ViñaRock y el Derrame). Kannon se abre camino a pasos agigantados y en medio de una gran expectación lanzan en mayo de 2004 su tercer disco Intro, un álbum más cañero, más rockero que el anterior pero sin llegar a la contundencia de su primer trabajo y en el que los rapeos son cada vez menos frecuentes. Definitivamente la banda ha madurado. Sobre este hecho Cody explica “se podría decir que la madurez se ha dejado notar en Kannon desde aquellos días en los que la frescura de unos chavalines era lo que primaba”. En el disco encontramos desde canciones rockeras como “La llave” u “Otra vida” hasta otras más sentidas como “No puedo respirar”, “Chaval”, homenaje a las víctimas del 11-M, y especialmente “Pa”, una enorme canción dedicada al padre de Cody. Intro supone la consagración de la banda. Además de aparecer en diversos programas de televisión, repiten por segundo año consecutivo en Festimad y se instalan durante varias semanas en la lista AFYVE. Como colofón vivirán una de las mejores experiencias de su carrera teloneando a Offspring en su ciudad natal: Vigo. “Ha sido la vez que para más público tocamos, ni más ni menos que 25.000 cabecitas teníamos delante, un reto grande que acabó de lujo pues la gente aceptó muy bien nuestro show y se involucró mucho en el concierto, una noche memorable” comentaba Cody sobre el concierto. 

 
El 2006 será un año de contrastes para la banda. Por una parte cumplen uno de sus sueños teloneando a Korn, una de esas bandas a las que versionaban cuando eran unos renacuajos. Por otra, y como cada dos años, la banda sacaba nuevo disco, Destino, un irónico título viendo que se convertiría en el principio del fin de la banda. Pendientes de conseguir esa madurez musical, la banda se olvida de sus raíces, de las señas de identidad por las que llegaron a algo en el mundo de la música y eso les hace irreconocibles para todos aquellos que habían ido creciendo musicalmente con ellos. Destino no es un mal disco, pero una vez desaparecidos los rasgos metaleros y raperos y sin ninguna canción que sobresalga, se convertirá en el trabajo con menos profundidad de la banda, algo que finalmente les pasará una altísima factura. Y es que a finales de ese año la banda publica un comunicado anunciando su separación. Aunque no se especifican claramente las causas, parece que las dudas sobre el camino a seguir son el detonante. Tras nueve años de carrera musical, cuatro discos publicados y multitud de conciertos por toda España, Vicente, Uka, David, Anxo y Ouzo ponen fin a su carrera en común. 
 
Y así llegamos a noviembre de 2009 en el que de forma sorpresiva Kannon, o lo que queda del grupo, anuncia su retorno. De los originales, ya tan solo queda Vicente, el alma del grupo, al cual se han unido Martiño Martínez, Gerardo Pérez, Eloy Pérez y Sandra Gallego. Juntos tienen el objetivo de revivir a uno de los grupos españoles más representativos de la movida alternativa de lo que llevamos de siglo. Y para ello, qué mejor que un recopilatorio con el que rememorar sus grandes éxitos y una gira con la que poder volver a disfrutar con una de las bandas más carismáticas y que mayor buen rollo transmiten encima de un escenario. 

Para el 2011 anuncian nuevo disco Cinco lágrimas para la quinta esencia en el que habrá expectativas por saber cuál será el estilo por el que se decantarán, pero de momento, lo inmediato es su gira. Después de tres años, llega el momento de volver a disfrutar del directo de Kannon. Que las camisetas vuelvan a mojarse al ritmo del ruido del kañón.

Iván Sobrino

No hay comentarios: